Historia del tocadiscos. Nacimiento del Gramófono

gramofonoLos orígenes del tocadiscos se remonta al año de 1877, cuando Thomas Edison anunció la invención de un dispositivo que grababa y reproducía el sonido.

El fonógrafo, como lo llamó, funcionó inscribiendo y recuperando información de audio en una hoja de papel de aluminio pesado envuelto alrededor de un cilindro de cartón.

La primera mesa giratoria como la conocemos, llegó en 1895, cuando el alemán Emile Berliner introdujo una versión comercial de un tocadiscos mejorado. Utilizó un disco plano en lugar de un cilindro.

El gramófono, como se le conocía, fue comercializado alcanzando gran éxito entre el público. A diferencia de los cilindros de Edison, el disco de vinilo se podía producir fácilmente en masa. Como resultado, el gramófono dominó el mercado de consumo, con empresas como las de marketing Victor y Talking Machine Company, mejor conocida como “victrolas” por el público en general.

Fue para 1925, cuando se comenzaron a fabricar todos los discos fonográficos que comenzaron a utilizar una tecnología de la amplificación electrónica.

Durante los años 1930 y 1940, los fonógrafos y los discos fonográficos (de vinilo) continuaron mejorando. En 1931, Colombia presentó el primer registro “de larga reproducción”. Parecido a la LP con el que todos estamos familiarizados, el disco de 12 pulgadas de diámetro fue diseñado para ser reproducido en 33 y 1/3 de rotaciones por minuto.

Empresas como Stanton, en 1946 se dieron a la tarea de fabricar un fonógrafo de lápiz fácilmente reemplazable, hecho con un plato giratorio; siendo un producto aún más práctico para los consumidores. Sin embargo, a lo largo de los años 1940, los discos de 10” y de 78 rpm con base de goma laca de 12” continuaron prevaleciendo.

Con la introducción de los discos de LP modernos y los discos de 45 rpm de 7 pulgadas, en 1948 y 1949, respectivamente, el plato giratorio moderno alcanzó su punto máximo de popularidad.

Para 1980 e incluso con la introducción del disco compacto los tocadiscos antiguos y los discos de vinilo prevalecieron contra todo pronóstico.

 

Mientras que los medios de grabación se desplazaban cada vez más hacia la facilidad de uso digital, los amantes de la música a a la manera tradicional – con aguja y acetatos (como también se les conoce a los disco de vinilo) continuaron disfrutando de su pasión por el tocadiscos. Por otra parte, los artistas de grabación y los DJs de clubs comenzaron a emplear la tecnología de la plataforma giratoria como parte de su servicio.(Ver platos para dj)

Además de hacer hincapié en los motores de alta calidad, en los platos ultra estables y en los brazos de tono, los giradiscos ofrecen características tales como la reproducción inversa, hasta el 50% de ajuste de tono y salidas digitales S / PDIF.

Actualmente, algunos tocadiscos que traen un mecanismo de USB incorporado, se ven privilegiados por su capacidad de almacenamiento.

Además, algunos modelos de tocadiscos traen incluido un software fácil de usar, puente del mundo de la tecnología analógica y digital.

En una palabra, el plato giratorio moderno conserva su lugar preeminente en el mundo del audio de consumo, utilizando la funcionalidad probada perfeccionada en los últimos años, manteniendo el ritmo de las innovaciones de rápido movimiento de hoy en día.

Fuente: Gibson.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
COMPRAR TOCADISCOS